25 jun. 2011

Sabes lo que puedes tener, lo que puedes alcanzar. Pero no lo quieres, lo rechazas. Y cuando todas esas cosas que podrías tener se van alejando te va dando rabia, quieres que vuelvan, quieres que regresen y vuelvan a estar a tu alcance para cuando tú las quieras y las necesites.

Llámalo egoísmo, llámalo inconformismo, llámalo como quieras, pero duele.
Duele que sólo te fijes en ti y en tus sentimientos. Que no te pares a mirar a tu alrededor. Que no te pares a mirar el daño que estas causando y el que puedes llegar a causar en un futuro.
Pero bueno, tú verás. Si no lo quieres ver, poco se puede hacer.

Cuando hayas abierto los ojos ya sabes donde encontrarme, mientras tanto no me busques, aunque se que no lo harás.




Saludos!


1 comentario:

Fabiola. dijo...

me gusta mucho tu entrada y tu blog :D
sigue así,te sigo !!
te dejo mi blog:

http://aperfectplacetobehappy.blogspot.com/

besos!!(L)