9 sept. 2011

"El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación."


 La tengo desde hace mucho tiempo, 
supongo que también la encontré en San Google.


Porque en el mundo de la imaginación puedes viajar a donde quieras, incluso lugares que no existen o lugares de películas.
Porque puedes estar con quien quieras, sea real la persona o no, forme parte del pasado o del presente.
Porque si algo no sale como tú quieres, puedes retroceder y volver a intentarlo, sin importar las veces que lo hagas.
Tú eliges dónde, cuándo y con quién.

Parece perfecto ¿no? Todo puede estar a tu gusto en el mundo de la imaginación. Tú eres el que escribe el guión, puedes hacerlo las veces que quieras y de mil formas diferentes.
En ese mundo tú tienes el poder de controlarlo todo, pero ¿sabes qué?
No es real. Ese es el gran fallo.

Siempre llega el momento en el que toca volver a la cruda realidad, aceptar que aquellos a los que perdimos ya no estan, que no podemos elegir con tanta facilidad dónde estar y, por supuesto, no podemos ser amados por quien deseamos con tanta facilidad.

El mundo de la imaginación no es real, no podemos satisfacer nuestros sentidos de la misma forma que en la realidad, con la misma intensidad.

Tal vez por eso es mejor vivir la vida, el ahora y dejarse de tanta fantasía.


Lo dice una que no deja de soñar...

Saludos!

No hay comentarios: